martes, 26 de enero de 2010

Kirchner en "6,7,8"

Al que por primera vez ingresa a mi blog, y no quiere tomarse el trabajo de leer la Presentación, le cuento que mis padres me bautizaron Kikito porque nací durante el gobierno de Néstor Kirchner ... y llevar este nombre es una manera de homenajearlo.
Ahora sí, vayamos a lo que me dejó la presentación de mi padrino en el programa "6,7,8". En el comienzo de la entrevista, Kirchner hizo un racconto de su gestión de gobierno y de los dos años que lleva Cristina al frente del ejecutivo. Seguramente no tuvo tiempo de remontarse un poco más atrás en la historia de nuestro país, pero yo, que sólo tengo 9 años, y soy supermillonario en tiempo, sí lo voy a hacer.
Llevamos más de 25 años de democracia. La misma se inició con Alfonsín, el de "felices pascuas", "la casa está en orden" y "a vos no te va tan mal, gordito". Pero de él no voy a decir nada más porque ya no está entre nosotros para defenderse. Continuamos con "la revolución productiva", "se viene el salariazo" y "síganme que no los voy a defraudar" de Menem. Quien al final se quitó las patillas, nos dejó patilludos a nosotros, pero, eso sí, se hizo cargo de sus cagadas porque se retiró con el slogan "Menem lo hizo". Luego, siguió de la Rúa que era "nuestro presidente, nuestro enfermero, nuestro bombero, nuestro policía..." y que se le olvidó decir que también sería "nuestro asesino". Nuestro derrotero republicano continuó con el breve paso de Rodríguez Saa ("no vamos a pagar la deuda") y Duhalde ("el que apostó al dólar, recibirá dólares"). Y de esta manera arribamos al presente de los Kirchner.
Cuando él hizo su irrupción en la escena política, nadie le tenía fe pues pensaban que iba a meter la Patagonia. Los que así lo juzgaban, se equivocaron. En su gobierno no hubo slogans, pero si hechos concretos: la defensa de los derechos humanos y el castigo a los represores, la alineación con los países progresistas de América latina, la salida del default, etc. Sin embargo, fue Cristina la que tuvo cojones para privatizar Aerolíneas y las AFJP, para sancionar la ley de radiodifusión, para luchar contra los oligarcas del campo, para promover un subsidio universal por hijo, para desenmascarar a Clarín y su monopolio, para instrumentar el fútbol para todos. Ustedes me dirán que aun falta, de acuerdo, pero ¿para que estamos nosotros que tenemos toda una vida por delante sino es para mantener estas conquistas sociales e ir por más?.
Por otra parte, Kirchner se refirió a dos temas candentes en su presentación el la TV pública:
- El pacto gorila: Cobos , la oposición, el grupo Clarín, el poder judicial.
- La situación de Redrado.
Con respecto al primer tema, lo más novedoso para mí fue que el expresidente confesó que, en gran parte, la enemistad de Magnetto y doña Ernestina se debió a que el monopolio Clarín pretendía ayuda oficial para quedarse con las acciones de Telefónica. Ahora entiendo todo: como K no los favoreció, a Clarín se le acabó "el tono" conciliatorio. ¡De la que nos salvamos! ¿Se imaginan lo que hubiera sido el bombardeo mediático del grupo si encima podían manejar los teléfonos? Seguramente como las empresas recurren al TE para ofrecernos desde autos 0 km hasta tarjetas de crédito, los empleados del monopolio nos llamaría a cada rato para repetirnos, cual disco rayado, que este gobierno no sirve, este gobierno no sirve, este gobierno no sirve.
Pero hay más. Me enteré a traves de los espías de Macri de las medidas que iba a tomar la fusión Clarín-Telefónica:
- Iban a eliminar de la guía tefefónica la letra K. Total, exceptuando Kirchner y yo, ¿qué otro apellido o nombre comienza con esa letra?.
- Si sos oficialista, te dirán primero "ud está equivocado"; en la segunda comunicación te van a "cortar" y, por último, "te dejarán colgado".
- Iban a cambiar algunos números telefónicos: a Cristina le iban a adjudicar el 000000001: casi no se lo dan. A las modelitos de Tinelli les adjudicarían el 90-60-90. Pero me juego lo que no tengo a que no se iban a animar a ponerle 44444444 a los ruralistas, que son unos cuatreros.
Culmino la nota con algunos conceptos, algo "enredrados", acerca de la enquilombada gestión de Redrado. Este tipo se creyó que por ser gerente del Central la gente se lo tenía que"bancar" hasta que se le cante. Tan es así que el gobierno lo echó y él ni se inmutó ya que decía que en el Banco había hecho una gran carrera. En parte tenía razón: al final lo sacarron corriendo.
Me parece que Redrado resistió más de la "cuenta" porque estaba apoyado por la oposición.

4 comentarios:

  1. Te felicito por el blog. Muy interesante!!!

    ResponderEliminar
  2. CON FUNDAMENTO TUS COMENTARIOS PERO A LA VEZ CON HUMOR. gRACIAS

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno lo expuesto! te felicito! Saludos desde Mendoza

    ResponderEliminar